shampoo casero.jpg

El shampoo casero es muy sencillo de preparar. Contrario a lo que se cree, es una buena forma de cuidar el cabello y economizar. Presentamos aquí una receta muy buena para hacer shampoo de sábila y otra para hacer shampoo de flores:

Ingredientes:

  • 70 gr de jabón neutro (rallado)
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de Lauril Sulfatotrietanolamina (lo venden en droguerías)
  • Jugo de un limón
  • La pulpa de dos hojas de sábila
  • Aceite esencial (cualquier aroma de su preferencia)
  • Colorante vegetal de su preferencia

Preparación:

En una olla vierta 1 ½ taza de agua para calentarla, agregue el jabón neutro moviendo regularmente hasta que este disuelto, por alrededor de diez minutos. Apague el fuego y añada el Lauril Sulfatotrietanolamina y glicerina si su cabello es seco, si no omita la glicerina. Agregue la pulpa de la sábila y el jugo del limón. Incorpore todos los ingredientes, agregue el aceite y el colorante hasta obtener el olor que desee.

Ayudándose por un embudo, vierta la mezcla en una botella de plástico. Coloque una etiqueta con el nombre y fecha de elaboración del shampoo, la fecha de caducidad es de hasta 3 meses. Puede utilizarlo 3 veces por semana, pero si tiene cabello graso o seco úselo diariamente.

Shampoo casero

Ingredientes:

  • 15 gramos de flores secas: Puede ser manzanilla si tiene el cabello rubio, hibisco si es rojo o romero si tiene cabello obscuro.
  • 1/2 taza de jabón de castilla líquido
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cucharada de pulpa de zabila

Preparación:

Remoje las flores en un recipiente con una taza de agua hirviendo. Cúbralas y deje en reposo a que se enfríen. Vierta en una botella el jabón de castilla, el aceite de oliva y la pulpa de la sábila. Agite fuertemente. Escurra la infusión con las flores y vierta 1/3 de la mezcla en la botella. Vuelva agitar. Tendrá un shampoo casero con un aroma agradable.